¡20 años de TLCAN son suficientes!

El campo ha sido arruinado y estamos decididos a cambiar este desastre / Tenemos derecho vivir con dignidad de nuestro trabajo en nuestras tierras / Exigimos soberanía alimentaria con propiedad social de la tierra y el territorio...

¡20 años de TLCAN son suficientes!

El campo ha sido arruinado y estamos decididos a cambiar este desastre

  • Tenemos derecho vivir con dignidad de nuestro trabajo en nuestras tierras

  • Exigimos soberanía alimentaria con propiedad social de la tierra y el territorio

I. Nada que celebrar a 20 años del TLCAN

Este 1º de enero se cumplen 20 años del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y México están de fiesta. Las grandes empresas agroalimentarias de los tres países también.

Ellos celebran los beneficios alcanzados para unos cuantos a costa de nuestro trabajo, recursos y derechos.

Al mismo tiempo, nosotros y nosotras, campesinos y campesinas, rancheros y rancheras, pequeños y medianos productores e indígenas del norte, occidente, centro, sur y sureste de nuestra Patria, resistimos, trabajamos, nos organizamos y estamos de pié de lucha.

Y desde este puente internacional de Ciudad Juárez decimos a los gobiernos, congresos y sociedades de México, Estados Unidos y Canadá:

- Que 20 años de TLCAN son suficientes.

- Que el campo ha sido arruinado y estamos decididos a cambiar este desastre.

- Que tenemos derecho vivir con dignidad de nuestro trabajo en nuestras tierras.

- Y que exigimos soberanía alimentaria con propiedad social de la tierra y el territorio.

Hemos sufrido las consecuencias de dos décadas de abandono del campo pero no nos rajamos.

Aquí estamos organizándonos con autonomía y en movilizaciones por precios justos para nuestras cosechas de maíz, café, caña de azúcar, frijol, arroz, sorgo y trigo entre otras, en defensa de nuestras tierras y nuestro territorio, y sobre todo, luchando porque se nos reconozca que somos sujetos productivos y sujetos individuales y colectivos de derecho.

No somos pobres, nos han empobrecido con el TLCAN y sus políticas de desprecio, abandono, despojo y exclusión.

No somos pobres. Gracias a nuestras herencia indígena, a revolución campesina de 1910 y a las luchas agrarias ininterrumpidas por más de un siglo, tenemos tierra, territorio, semillas, conocimientos, organización y cultura y sobre todo tenemos mucha dignidad y patriotismo para salir adelante con nuestro trabajo y vivir bien en nuestras tierras y territorios y en nuestro suelo patrio.

No queremos caridad pública ni privada. No queremos TLCAN ni políticas neoliberales hacia el campo. Exigimos derechos y que el gobierno cumpla con sus obligaciones.

II. TLCAN: un océano de mentiras y promesas incumplidas

Hace 20 años nos dijeron que con el TLCAN íbamos a ser un país de primer mundo. Hoy seguimos viviendo como un país de tercer mundo pero en descomposición y en pérdida acelerada de independencia y soberanía.

¿De qué han servido las privatizaciones, la apertura comercial, el crecimiento del comercio y la inversión extranjera? De qué han servido si no ha crecido nuestra economía y en cambio sí ha aumentado la desigualdad, la pobreza, la migración, el precio de los alimentos, el desorden y monopolización de los mercados, la inseguridad y el despojo de nuestras tierras, aguas y recursos.

En 1992 Carlos Salinas de Gortari y un Congreso de la Unión a modo, impusieron la contrarreforma al artículo 27 constitucional para intentar privatizar el ejido y la comunidad y entregar nuestros territorios en concesiones a las mineras. Lo anterior como una condición para la firma del TLCAN.

Con el TLCAN y el abandono del campo, el gobierno ha promovido la violencia y el crecimiento y control del crimen organizado en el medio rural y también en todo el país. El gobierno saca campesinos del campo e introduce a los narcos, a los criminales.

Con el TLCAN también se impuso un modelo de alimentación de comida y bebida chatarras, provocando una epidemia de obesidad y sobrepeso.

No menos importante a considerar es que con el TLCAN y con los gobiernos neoliberales del PRI y el PAN, ha aumentado la violación de nuestros derechos, la antidemocracia, la dependencia alimentaria y la pérdida de soberanía nacional.

También a los agricultores y consumidores de alimentos de Estados Unidos y Canadá les ha ido igual de mal que a nosotros con el TLCAN.

Los únicos beneficiarios del TLCAN y son los que están de fiesta ahora son las grandes empresas agroalimentarias de México, Estados Unidos y Canadá y una minoría de grandes agricultores. También lo está el gobierno de los Estados Unidos que cada vez nos tiene más dominados y sujetos como si fuéramos una colonia.

El TLCAN fue un océano de mentiras y promesas incumplidas así como ahora nos dicen que con la privatización petrolera vamos a vivir como en Noruega.

Está larga noche que ya dura 20 años, nos fue impuesta por gobiernos débiles y entreguistas, surgidos del fraude electoral, sin legitimidad y apoyo del pueblo, sin compromiso con los intereses nacionales y de las mayorías.

Pero esto tiene que acabar. Y pronto.

IIII. 20 años del TLCAN son suficientes y debemos cambiar y pronto para recuperar nuestra soberanía alimentaria con propiedad social de la tierra y el territorio. Estas son nuestras propuestas y demandas centrales para un cambio verdadero en el campo mexicano:

1.- Demandamos precios justos para nuestras cosechas y seguridad en la comercialización.

Esto implica establecer un sistema de ingresos-objetivo por cultivo que permita recuperar costos de producción y obtener una utilidad razonable. Si los precios del mercado no son suficientes, debe haber apoyos gubernamentales complementarios. Asimismo, se requiere crear un sistema de compras gubernamentales de última instancia, una reserva pública de alimentos, recuperar el control gubernamental del comercio exterior agroalimentario, desmantelar los monopolios y masificar la organización y capitalización de los productores para la administración de la oferta y el ordenamiento de los mercados.

2.- Demandamos una política de Estado multianual para la autosuficiencia alimentaria con pequeños y medianos productores, con un nuevo modelo de producción sustentable de alimentos sanos, sin transgénicos y sin monopolios.

3.- Demandamos el respeto irrestricto al ejido y la comunidad.

Rechazamos toda “reforma rural” que pretenda privatizar nuestras tierras, aguas, semillas, territorios y nuestros recursos naturales de uso común y manejo comunitario. Rechazamos las concesiones mineras y petroleras, la minería a cielo abierto y la explotación petrolera y de gas vía fractura hidráulica así como los megaproyectos hidráulicos, eólicos, turísticos, inmobiliarios, de vivienda y demás, que se pretendan imponer sobre la voluntad libre e informada de los pueblos y comunidades y violando nuestro derecho a un medio ambiente sano.

4.- Demandamos el derecho a no migrar y a vivir con dignidad con nuestras familias en nuestras comunidades. También exigimos al gobierno y congreso de los Estados Unidos una inmediata reforma migratoria justa para los mexicanos sin papeles y al gobierno mexicano le demandamos expedir visas de tránsito a los migrantes centroamericanos.

5.- Vivir bien es un derecho para la población rural y es una obligación del Estado asegurar la plena realización de nuestros derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. Tenemos derechos a tener empleos bien remunerados para la juventud del campo, alimentación sana y culturalmente apropiada, vivienda digna, salud, educación, seguridad social, acceso a la cultura y recreación. Rechazamos los programas asistencialistas y el manejo clientelar y político-electoral de los programas y recursos públicos.

6.- Rechazamos el TLCAN y ahora el Tratado Transpacífico (TPP) por estar negociándose en secreto, sin nuestra participación y por ser igual o peor que el TLCAN. También desconocemos la llamada reforma energética por no habernos consultado y por tanto carecer de legitimidad, por atentar contra los principios de nuestra Constitución y por entregar nuestros recursos estratégicos al extranjero.

IV. Desde este puente internacional de Ciudad Juárez, a 20 años del TLCAN y en el inicio del Año Internacional de la Agricultura Familiar, en lucha fraterna con nuestros hermanos y hermanas de Estados Unidos y Canadá, llamamos a la unidad en la acción y en la pluralidad para alcanzar los propósitos, objetivos y demandas antes enunciadas.

Llamamos a todos y a todas, hombres, mujeres y jóvenes, a los ejidos y comunidades, organizaciones y movimientos campesinos e indígenas, de productores agropecuarios, forestales y pesqueros, a las comunidades y pueblos rurales, a las organizaciones de derechos humanos, movimientos ambientalistas; movimientos en defensa de la soberanía nacional, la democracia verdadera y la Constitución de 1917.

Les proponemos llevar a cabo un plan de organización, educación y movilización desde abajo y a lo largo y ancho del país hasta lograr la fuerza social y política necesaria para el cumplimiento de nuestras seis demandas antes señaladas.

Puente Internacional de Ciudad Juárez, Chihuahua, México, a 2 de enero de 2014.

Frente Democrático Campesino de Chihuahua (FDC)

Asociación de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC)

Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (AMUCSS)

Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC)

Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ)

Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (CONOC)

Contactos:

  • Fernando Ortega – 045-614-181-24-79
  • Pedro Torres – 045-614-139-82-74
  • Víctor Quintana – 045-614-142-12-78
  • Víctor Suárez – 044-55-37-07-40-42

¡20 años de TLCAN son suficientes! Entrevista a Víctor Suárez - MVS.

SALUDOS

ECUADOR DECIDE

La red de organizaciones sociales Ecuador Decide, saluda  al Frente Democrático Campesino, ANEC,  a La Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio y a todas las compañeras y compañeros presentes en el encuentro

Quito Ecuador, diciembre 2013

Nos solidarizamos y hacemos nuestra  su protesta  en el  20 aniversario de la ejecución  del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el Levantamiento Zapatista

Acogemos su lucha y experiencia como uno de nuestros principales referentes para la resistencia, en momentos en que nuestro país se apresta a negociar un TLC con Europa.

El inicio de esta jornada pacífica  en el puente fronterizo de Ciudad Juárez -El  Paso Texas,  se realiza en un momento decisivo de la lucha de los pueblos de nuestra América y del mundo; se da en el contexto del peso de la multiplicidad de  crisis  que nos agobian: crisis climática, financiera, alimentaria, energética, ecológica,  que no son sino manifestaciones de la gran crisis civilizatoria del sistema capitalista  y su etapa neoliberal, que ha promovido un modelo de producción de miseria planetaria, en beneficio de grupos específicos que se enriquecen gracias a este modelo,  “la  liberalización de los mercados”, que van de la mano con la guerra, la violencia y el exterminio social, político, económico y cultural de pueblos, vulnerando la soberanía, los derechos humanos y la democracia.

Vemos  con expectativa su accionar en comunidad con todos los  movimientos sociales, en hermandad y acuerdo, construiremos juntos otro  mundo posible, con Modos de Producción Comunitarios, sobre la base de una economía de fidelidad con la naturaleza,  una ECONOMÍA DE DIGNIDAD, para el cuidado integral de nuestra casa familiar, local, nacional y planetaria con todos los seres humanos, hombres y mujeres, sus culturas y la naturaleza. Una economía de dignidad para el “buen vivir”.

Paulina Muñoz Samaniego

Manuel Castro Astorga

VOCERÍA ECUADOR DECIDE

Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio

Saludo comprometido de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio al Frente Democrático Campesino, ANEC y demás organizaciones que nos representan en el acto pacifico en el Puente Fronterizo de Ciudad Juárez-El Paso Texas en el 20 aniversario de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América y del levantamiento Zapatista..

México 2 de Enero 2014

La Red Mexicana de Libre Comercio se siente hermanada con ustedes en una lucha que juntos emprendimos hace 23 años, cuando se anuncia el inicio de negociaciones de un Tratado de Libre Comercio de América del Norte.  Todos los que no podemos estar hoy con ustedes en esta acción nos sentimos dignamente representados por ustedes.

Esta acción de protesta pacífica es parte de una larga jornada de manifestaciones en los tres países.  Millones de personas en nuestros países han sido afectados por este Tratado que beneficia a unas cuantas grandes corporaciones globales y a su vez ha significado desempleo creciente, precarización del poco empleo existente, deterioro del campo y aumento de la inseguridad y dependencia alimentaria,  creciente expulsión de migrantes, deterioro sin precedentes de nuestro medio ambiente, quiebra de un sin numero de pequeñas y medianas empresas.

En el caso de México el TLCAN no solo ha sido negativo para la mayoría de la población sino que ha sido un contundente el fracaso dado que no se consiguieron los objetivos prometidos.  Unos cuantos datos para ilustrarlo.

  • Prometieron rápido crecimiento, la realidad es lo contrario. En 20 años de vigencia, la economía mexicana ha crecido solo a una tasa media anual  del PIB por habitante de 0.89%,  la menor  de las conseguidas en cualquier otra estrategia económica de principios del siglo pasado a la fecha.  Es de los países que menos ha crecido en dos décadas de toda América Latina  (es el número 25 de 33).
  • Se dijo que la competencia lograría mayor competitividad. La realidad es que se cayo del lugar 40 en competitividad mundial al número 66.
  • No se cumple la promesa de más y mejores empleos.  La tasa de desempleo medido como los que no trabajan ni una hora a la semana se duplica durante estos años de Libre Comercio, pasa de 2.53% en 1993 a 5% en 2013.  Si contamos el desempleo real  invisibilizado en las estadísticas oficiales (principalmente femenino), el porcentaje llega a 19.75% a mediados de 2013. Además  del gran problema del desempleo en un país en que no hay seguro, ni  apoyo generalizado a los desempleados, lo más grave es lo precario del poco empleo existente. Baste un dato: a mediados de 2013 el 63% de los que tienen  trabajo no tienen seguridad social ni jubilación.
  • Los campesinos ha sido uno de los sectores más damnificados por el TLCAN  y el país a aumentado su dependencia alimentaria .
  • La migración forzada por razones económicas a crecido (además ahora incluye crecientemen6te a mujeres y niños). Solo se ha detenido por el crecimiento de las deportaciones motivada por la crisis en Estados Unidos. Es decir primero nos expulsan de nuestro país y luego del país destino.
  • La CEPAL  afirma que México es el único país de América Latina en el que el porcentaje de población en pobreza a aumentado en los últimos años.  En 2012 es prácticamente el mismo porcentaje de pobres que en 1992 (52.3% frente a 53.1%).  En Brasil en 2011 es el 20.9% y en Argentina el 5.7%.
  • La pobreza en México alcanza aún a los que si tienen empleo. En 2013, para la mitad de los trabajadores con empleo, los salarios de dos miembros de una familia no alcanza para comprar una canasta básica (alimentaria y no alimentaria) y para casi el 20% ni siquiera para la canasta alimentaria (cálculos en base a CONEVAL).

Es verdad que en el período del TLCAN las exportaciones y la Inversión extranjera ha crecido espectacularmente, pero  ello no se ha traducido ni en crecimiento económico, ni en mayor competitividad, ni en más ni mejores empleos, ni en disminución de la migración.  Lo que ha significado son privilegios sin precedentes a los inversionistas extranjeros y algunos nacionales que han depredado el país, se han apoderado de territorios de pueblos originarios y comunidades y han llevado a la quiebra a innumerables empresas.

México ha sido de los países más fanáticos en la aplicación de las recetas neoliberales o de libre comercio.  Los países que se han esforzado en buscar otro camino les ha ido mejor, como es el caso de Brasil y casi toda América del Sur. Nuestro país en cambio se empeña en profundizar en el mismo camino como lo muestran las actuales reformas constitucionales principalmente la energética.

Invitamos a  participar la jornada de movilización internacional e intersectorial en la Ciudad de México del 28 al 31 de Enero, pero sobre todo invitamos a todas las organizaciones de América del Norte a organizar en su localidad movilizaciones y eventos para mostrar nuestro rechazo y alternativas al modelo del Libre Comercio como parte de las jornadas que se inician hoy y se extenderán hasta febrero.

20 años bastan. Hay que cambiar el rumbo. Es hora de trabajar en lograr una verdadera unidad de todos los sectores del pueblo ya que solo así  lograremos rescatar nuestra  patria. Celebremos el 20 aniversario del heroico levantamiento Zapatista luchando junto con los indígenas y todo el pueblo de México y de América en desterrar el neoliberalismo y construir una nueva sociedad y una nueva civilización  en el que todos y todas vivamos bien.

Alianza Social Continental

Saludo comprometido de la Alianza Social Continental al Frente Democrático Campesino, ANEC, La Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio y demás organizaciones con las que nos sentimos hermanadas en la lucha común.

Nos solidarizamos con este  acto pacifico en el puente fronterizo de Ciudad Juárez-El Paso Texas, punto simbólico de la relación fraterna entre pueblos y de enfrentamiento entre el poder imperial y nuestros pueblos

Nos unimos a su protesta en el  20 aniversario de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América y del levantamiento Zapatista..

México 2 de Enero 2014

La Alianza Social Continental (ASC) se siente hermanada con ustedes en su lucha frente al modelo del Libre Comercio que ustedes emprendieron hace 23 años, cuando se anuncia el inicio de negociaciones del primer Tratado de Libre Comercio.  Su lucha fue uno de los gérmenes del nacimiento de la ASC que pocos años después inicia la lucha contra el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Todos los que no podemos estar hoy con ustedes en esta acción nos sentimos dignamente representados por ustedes.

Esta acción de protesta pacífica nos anima en la lucha en todo el continente contra este modelo depredador del que somos víctimas  gran parte del continente americano.

Sabemos que con este acto en la Frontera México-Estados Unidos se inicia una prolongada jornada de lucha y reflexión , de protesta y de propuesta a lo largo y ancho de América del Norte. Nos unimos en su lucha, nos sentimos parte de ella. Daremos seguimiento a toda la jornada y  estaremos atentos a sus análisis y reflexiones estratégicas para nutrir nuestras propias luchas nacionales y regionales a lo largo de todas las Américas

Fraternalmente

La coordinación colectiva de la Alianza Social Continental

RECUENTO DE DAÑOS

RESISTENCIAS CONTRA-HEGEMÓNICAS Y CONSTRUCCIÓN DE ALTERNATIVAS

Pronunciamiento público

TLCAN, traición a la patria

A 20 años, el TLCAN ha fracasado en cada una de sus promesas. Más comercio y más inversiones no se han traducido en más y mejores empleos. La devastación del campo mexicano, el desempleo, la precariedad laboral y los bajos salarios siguen arrojando a millones de compatriotas a la migración. Ya no hay sueño norteamericano sino pesadilla de pobreza y muerte.

Quienes promovieron, negociaron, aprobarón y ejecutan el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) están condenados al basurero de la historia. Traidores a la patria. Peones dóciles del imperio y del capital. Sólo con la razón de la fuerza, el fraude, el engaño y la abjuración a intereses extranjeros han podido mantener y multiplicar las disposiciones inconstitucionales del TLCAN en más de un millar de leyes y rglamentos. Lo hacen atropellado el interés y la voluntad popular y erosionado la soberanía nacional.

El TLCAN es la constitución de los grandes capitales privados a quienes se les otorgan plenos derechos, privilegios y garantías para sus inversiones y ganancias pero nulas obligaciones laborales, sociales, ambientales y productivas. Al través de disposiciones administrativas, cambios normativos y reformas constitucionales como las recientes reformas laboral, telecomunicaciones, educativa, financiera, fiscal-hacendaria, energética y otras que se anuncian para privatizar el sector público de salud, han desmontado nuestro marco jurídico para sustituirlo por las reglas corporativas del TLCAN. Así, antes y durante los 20 años del tratado, el marco jurídico mexicano se ha vaciado de contenido social y de soberanía para mercantilizarlo y sujetarlo a disposiciones supranacionales.

Como condición fundamental impuesta para iniciar negociaciones de libre comercio se modificaron más de un centenar de ordenamientos legales; la más severa y regresiva fue la reforma al artículo 27 constitucional (1992) a partir de la cual se legalizó el saqueo y explotación de las tierras comunales y ejidales, mediante la venta y el arrendamiento, por parte de agroempresas, mineras, refresqueras, etc. privadas nacionales y extranjeras.

Una mención especial merece la reforma energética, que como clavo hiere profundamente el corazón de la patria, revirtiendo los 75 años de expropiación petrolera y ulterior nacionalización del sector energético (en 1960 el Estado mexicano nacionalizó la industria eléctrica) a favor de las grandes petroleras transnacionales y para cubrir las necesidades estratégicas del vecino del norte.

Cabe destacar que las transnacionales mineras, fundamentalmente las canadienses controladoras del 95% de la producción de oro y plata y 97% de la de cobre, lograron reforzar su régimen jurídico de excepción, con el cual pagan únicamente 0.3% de impuestos directos a la producción, cantidad que contrasta con el 71.1% con que se grava la extracción de petróleo. Las mineras explotan más de 96 millones de hectáreas, algunas de ellas localizadas en áreas naturales protegidas, ahora podrán de acuerdo al 8vo. transitorio de la reforma energética que los títulos de concesión de que gozan les permita también el derecho para explorar y extraer petróleo y lo demás hidrocarburos, sólidos, líquidos o gaseosos, así como el gas asociado a los yacimientos de carbón.

Con el marco jurídico teleciano lo fundamental pasa a la competencia de arbitrajes privados, inaccesibles a la población y autoridades locales, tribunales destinados a saciar las ganancias futuras no sólo las realizadas, del invisible dios del dinero; de los árbitros privados se emite de súbito la sentencia definitiva en perjuicio siempre de la población, las comunidades, organizaciones y autoridades que osen proteger la salud, el medio ambiente, sus aguas y territorios sometidos a la opresión de los inversionistas y sus empresas amparados en el TLCAN.

Con el TLCAN la subordinación dócil a la geopolítica de las potencias del norte va en sentido contrario a la integración nuestra americanista y a la vocación universal de la Nación. Ahora las relaciones con el exterior se ciñen a los actuales 12 tratados de libre comercio con 44 países.

Con el TLCAN, México se engancha a una región en la que corporaciones transnacionales expolian y explotan a los pueblos, en que la polarización y descomposición social, la desarticulación regional y productiva son los signos. Una región en la que se ubica el mayor número de fortunas del orbe, en la que la militarización y el gasto bélico no tiene comparación en otras latitudes, una región constituida en foco de inestabilidad mundial y desde la cual se promueve el gobierno de las corporaciones por encima de los derechos de la población y la naturaleza. Una región de muerte.

El TLCAN, foco de inestabilidad mundial

Bastaría reparar en las consecuencias de las crisis mexicana (1994-1995) y estadounidense (2007-2008) para advertir el riesgo sistémico mundial provocados por sistemas financieros liberalizados que facilita el lavado de dinero y ahondan su carácter especulativo, usurero y parasitario. El llamado efecto tequila, causó el desplome, como fichas de dominó, de mercados e incluso países (como el caso argentino), así al llamado efecto samba (Brasil), le sucedió el efecto vodka (Rusia) hasta afectar al conjunto de países del sudeste asiático (efecto dragón) en los años noventa.

La crisis subprime estadounidense contagió al resto del mundo, ralentizando el dinamismo mundial y hundiendo a países europeos en una de las más prolongadas y severas recesiones. Para México, las caídas históricas de su PIB en esos años de crisis, del 6.2 y 6.5% respectivamente, ha significado a lo largo de éstas dos últimas décadas un dinamismo mediocre, desigual y frágil, incapaz de responder a las crecientes necesidades de su población. Mucho comercio e inversiones especulativas, pocas nueces para el pueblo, dos décadas perdidas.

Mientras los gobiernos del TLCAN ponían a disposición de los banqueros y especuladores financieros millonarias sumas de dinero público para su rescate, en México alrededor del 20% de su PIB y en EE.UU. más de 700 mil millones de dólares para la adquisición de bonos basura.  En medio de la crisis, los banqueros y especuladores financieros obtenían cuantiosas ganancias y se otorgaban obscenos bonos mientras cientos de miles de familias eran despojadas de sus viviendas, privados de educación y salud pública, arrojados a la calle y, en el caso de los migrantes, deportados como nunca.

Reporte de guerra: el infierno para la prole y el paraíso para la oligarquía

Más de 70 millones de mexicanos viven en el umbral de la pobreza extrema; mayor desigualdad social y de género ahondando las condiciones de vulnerabilidad de las mujeres; salarios disminuidos en más de dos terceras partes de su poder efectivo; deterioro del tejido social con la ampliación del crimen organizado y el fortalecimiento de poderes informales en la vida nacional; carestía y encarecimientos de bienes y servicios básicos; pérdida de la soberanía y autosuficiencia alimentaria; devastación ambiental de bosques, selvas, aguas y territorios por la incesante actividad expoliadora y extractivista; bienes comunes mercantilizados y piratería corporativa de saberes, conocimientos y fantasías para lucrar con ellos.

Con el ASPAN (eufemísticamente llamada Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte), brazo militar teleciano, la prosperidad prometida se torna infierno y la seguridad, vía la cuarta flota y el comando Norte, allana la militarización de territorios y fronteras; legalizan inversiones y el comercio (incluido el cruce portuario, aéreo y fronterizo de drogas mediante una amplia red de corrupción aduanal y financiera para blanquear dinero sucio) pero ilegalizan y criminalizan la migración. Esa creciente militarización como acto de dominio hacia nuestro pueblo, ha contribuido al abuso sexual contra las mujeres, niñas y niños, al aumento de la prostitución y la violencia; a la inseguridad en los hogares y las calles, al imparable aumento de los feminicidios y a la intensificación de la trata de personas. ¿No que el TLCAN arraigaría a la gente en sus pueblos con la avalancha de inversiones y el comercio con la mayor potencia económica del mundo?

Promesas rotas, “muro de la tortilla” ignominia de la libertad, la frontera con el mayor número de cruces ilegales en el mundo. Aumento del número de hogares rurales jefaturados por mujeres que se hacen cargo de sus familias en condiciones muy precarias; más de treinta mil sentenciados en EE.UU. por delitos migratorios y, alrededor de diez mil migrantes muertos y desaparecidos al año como ofrenda al gran capital, que atrae y repele fuerza de trabajo que explota a su antojo para exprimirle el máximo de ganancia.

No todo está perdido, existimos resistiendo

No obstante, los agravios telecianos, la voracidad, el autoritarismo y el exterminio social que marcan las dos décadas de apertura comercial y de inversiones las resistencias se han sucedido en todo momento, desde ese ¡Ya Basta! con que las comunidades zapatistas en rebeldía le dieron la despedida al TLCAN en su primer minuto de vigencia y hasta ahora, en que los hombres y mujeres libres, así como organizaciones sociales y civiles mexicanas seguimos en resistencia, construyendo alternativas comunitarias, sociales, sindicales, productivas, de amistad y solidaridad contra ese maldito tratado de muerte. 2014 será el año del recuento de daños a 20 años del TLCAN; será la denuncia a las pretensiones de las elites políticas-económicas de Norteamérica para escalar el TLCAN a una etapa en que la desintegración de la Nación sea la antesala de una completa anexión corporativa; año de resistencias contra-hegemónicas y construcción de alternativas renovadas.

Por lo mismo convocamos a todas las organizaciones sociales y civiles mexicanas para que irrumpa con lo insólito, con lo que se pueda; con lo inesperado, hasta donde se pueda, a rescatar la patria y recuperar con dignidad la soberanía nacional y popular.

Atentamente

Asociación Mexicana de Mujeres Líderes Micro Empresarias, A.C.

Barzón-Yucatán

Bia´lii, Asesoría e Investigación, A.C.

Centro de Atención al Adulto Mayor y el Migrante (Jalisco)

Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical, A.C.

Centro de Promoción y Educación Profesional “Vasco de Quiroga”, A.C.

Centro de Reflexión y Acción Laboral

Colectivo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación-Yucatán

Colectivo Ciudadano Conciencia Libertaria, A.C.

Comité 1968 por las Libertades Democráticas, A.C.

Comunidades Campesinas y Urbanas Solidarias con Alternativas, A.C.

Confederación de jubilados, pensionados y adultos mayores de la República Mexicana, Sección-Yucatán

Cooperativa Chan Tzab Can" de Kinchil, Yucatán

Frente Amplio Jalisciense Contra la Privatización de la Industria Energética

Fronteras Comunes, A.C.

Instituto de Estudios Obreros Rafael Galván

Instituto Intercultural Ñöñho, A.C.-Mario B. Monroy

Jóvenes frente al G20

Jóvenes por Iztapalapa, A.C.

La Sabrosa Tradición, Sociedad Cooperativa

Liga de Unidad Socialista

Movimiento de Exbraceros de Jalisco

Movimiento de Regeneración Nacional-Secretaria de Mexicanos en el Exterior y Polîtica Internacional

Partido Migrante-Yucatán

Partido Obrero Socialista

Red Nacional de Género y Economía

TRADOC. Trabajadores Democráticos de Occidente

Unión Popular Valle Gómez,A.C.

IPS Washington D.C.

Saludos desde Washington D.C. a todos los compañeros y compañeras del Frente Democrático Campesino, de la ANEC y de demás organizaciones que nos representan en el acto pacifico en el Puente Fronterizo de Ciudad Juárez-El Paso Texas en el 20 aniversario de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América y del levantamiento Zapatista..

Washington 2 de enero, 2014

Se cumplen ya 20 años de aquel 1 de enero de 1994 cuando se puso en marcha el TLCAN, que ha venido a desmantelar al país y los derechos de los pueblos en los tres países que lo subscriben. Estamos dando seguimiento a las huecas felicitaciones y palmaditas en la espada que los tecnócratas que diseñaron este tratado, políticos que lo impusieron y supuestos expertos de “think tanks” del poder se están dando hoy en día. Saben que han causado un desastre humano, pero las ansias de poder y concertación de capital les son prioridad. Seguiremos desenmascarando sus verdaderas intenciones. El “crecimiento económico a toda costa” es su lema y el TLCAN es piedra angular de este sistema neoliberal que se esparce por el mundo.

Pero también se cumplen 20 años de que hermanos y hermanas zapatistas dijeron ¡ya Basta!; grito a partir del cual millones de mexicanos nos hemos puesto a luchar por un país mas justo, y a partir del cual millones de personas en todo el planeta hemos emprendido una lucha global, bajo los lemas “un mundo en el que quepan muchos mundos” u “otro mundo es posible”. Hoy 2 de enero del 2014 la lucha sigue y sigue, y desde Washington estamos muy pendientes. Hagamos de este 2014 un año entero de lucha contra el TLCAN, derrotando otras iniciativas del poder como el Acuerdo Transpacífico y demás acuerdos de “libre comercio”.

¡Va desde Washington toda nuestra solidaridad y admiración con su valiosa acción!

Desde todos nosotros en IPS, que luchamos por traducir ideas en acción por la paz, la justicia y la defensa del medio ambiente,

John Cavanagh

Director

Manuel Pérez Rocha L.

Investigador Asociado

20 años de TLCAN son suficientes! Entrevista a Víctor Suárez - MVS.

Toma de Puente Ciudad Juárez 2 de enero de 2014

Imágenes por Enrique Pérez

Video

archivado en: